Alimentación de Nuestros Peques

Como ya sabéis, la alimentación es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en la educación de nuestros hijos. 

Estudios han demostrado que una mala alimentación en esta temprana edad de crecimiento puede tener grandes repercusiones en el desarrollo muscular y óseo del bebé, por lo que a continuación os daré unos cuantos tips a tener en cuenta para mantener una buena alimentación y favorecer así el buen crecimiento de nuestros peques.

   1. Edades comprendidas entre 0 y 6 meses

    En el período comprendido desde el nacimiento del bebé hasta los 6 meses es más que recomendable el uso exclusivo de la lactancia materna, debido a los numerosos beneficios que ésta aporta al crecimiento de nuestro hijo y a los nutrientes que le aportan (lactosa, proteínas, vitaminas, caseína y grasa).

    Asimismo, la leche materna tiene anticuerpos que ayudan a proteger a los bebés contra muchas enfermedades infecciosas, como las diarreas y las infecciones respiratorias.

    En caso de que no se pueda o no se quiera dar el pecho a nuestro bebé, podemos optar por la leche de fórmula comercial, ya que es la alternativa que más y mejor se asemeja a la leche materna.

    Ahora veamos varios casos que nos pueden ayudar a detectar el momento en el que nuestro bebé tiene hambre:

    • El bebé empieza a agitarse y a moverse. Notas que está más inquieto en la cuna.
    • Con su boca comienza a hacer movimientos de búsqueda, es decir, como si succionara al aire.
    • Hace chasquidos y ruidos con la lengua.
    • Se lleva sus manitas a la boca, como si se tratara de tu pecho.

       2. Edades a partir de los 6 meses

    A partir de los 6 meses, se recomienda comenzar con la alimentación complementaria, la cual está compuesta principalmente por frutas, verduras, hortalizas, legumbres, huevo, carne, pollo, pescado y lácteos. Tened en cuenta que la introducción de estos alimentos debe ser siempre guiada por vuestro pediatra.

    Es recomendable introducir estos alimentos de uno en uno, dejando unos días entre los mismos, para valorar la tolerancia y aceptación por parte de los bebés. Asimismo, no se les debe añadir ni sal, ni azúcar ni edulcorantes, a la vez que se evitarán los ultra procesados para que nuestros hijos acostumbren su paladar a los sabores naturales de los alimentos.

    A continuación, os dejamos alguna recomendación sobre cómo implantar la alimentación complementaria y que ésta resulte satisfactoria tanto para el progenitor como para el bebé:

    • Es normal que, inicialmente, rechacen texturas y sabores nuevos, como suele suceder con las verduras y purés. ¡No os vengáis abajo! Podéis seguir ofreciendo este alimento de forma regular y gradual, favoreciendo así su mejor tolerancia y aceptación.
    • Importante: el niño decide cuánto come. No debemos prefijar una cantidad de comida que deben tomar sí o sí. ¿A qué nosotros tenemos más o menos hambre según el día y la circunstancia? Con los niños pasa igual, no debemos obligarle o amenazar ya que esto puede favorecer una mala relación con la comida en un futuro. ¡Ojo! siempre y cuando no haya un problema de salud relacionado, ante la duda se debe consultar con su pediatra.
    • Tened en cuenta que están aprendiendo a comer y que debemos tolerar un cierto desorden según su edad. Por lo tanto, recomendamos evitar molestar al niño limpiándolo después de cada bocado.
    • Seguir una rutina con respecto al horario de las comidas siempre ayudará a que el bebé se anticipe a los hechos y a que coja unos hábitos. También el hecho de que el lugar sea tranquilo y sin distracciones con dispositivos electrónicos o juguetes hará que el niño esté concentrado en el acto de comer y disfrutar de la comida.
    • Evitar enfadarse, ser pacientes con el ritmo de cada bebé y no ser demasiado exigentes o controladores ayudará a que el niño aprenda a autorregularse.
    • No utilizar los alimentos como premios, castigos, consuelo o chantaje.
    • Seguir una dieta variada, equilibrada y sana, y siempre bajo la supervisión de un profesional.

    Espero que estos consejitos os sirvan de ayuda en vuestra andadura como padres/amigos/médicos/psicólogos de vuestros peques. 🥰

    ¡MUCHO ÁNIMO Y PACIENCIA..!